En 1975 se descubrieron los principales murales prehispánicos del centro ceremonial Cacaxtla-Xochitécatl, cuando pobladores de San Miguel del Milagro notificaron al párroco, y él a su vez dio aviso a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Así, inició la exploración de la llamada “joya” de la arqueología en Tlaxcala.

En ese sitio se encontró un arsenal histórico que requería intervención especializada, por lo que arqueólogos y restauradores conformaron equipos de trabajo multidisciplinarios para acondicionarlo. Ante ello, surgió la necesidad de un centro de atención específica, y el 15 de abril de 1980 se creó el Centro INAH Tlaxcala, ubicado entonces en el exconvento de San Francisco.

Además del majestuoso centro ceremonial de Cacaxtla-Xochitécatl, reconocido a nivel nacional e internacional, el Centro INAH Tlaxcala extendió su objetivo hacia el entorno general de la entidad, pues su riqueza histórica, arqueológica y cultural, lo ameritó.

Las investigaciones y exploraciones emprendidas por el INAH en estas cuatro décadas, en las zonas arqueológicas de Ocotelulco, Tizatlán y Zultépec–Tecoaque, han enriquecido la historia del estado.

Actualmente, el INAH tiene registrados mil 771 sitios arqueológicos en Tlaxcala, la mayoría en la década de 1970, como parte del proyecto y base de datos Puebla-Tlaxcala, y en 1980, derivado de las actualizaciones del Atlas Arqueológico Nacional.

Actualmente, dentro del Palacio de Cultura, a sus 41 años, el Centro INAH Tlaxcala continúa su labor de investigar, conservar, proteger y difundir el patrimonio histórico, arqueológico, antropológico y paleontológico del estado.