Otorgar una prórroga en la concesión que tiene Rellenos Sanitarios (RESA) para la recolección, manejo y disposición final de los residuos sólidos no es viable debido a que ha incumplido con diversas cláusulas de su contrato y normas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), concluye el informe elaborado por las regidoras Augusta Díaz de Rivera y Luz Rosillo.

Durante la sesión extraordinaria de cabildo de este día, Diaz de Rivera remarcó que el principal motivo para no otorgar al concesionario la prórroga que ha solicitado es el hecho de que el relleno sanitario de Chiltepeque está sobre el sistema de fracturamiento del Valle de Puebla

"No cumple con la regla del sitio, que dice que no debe ubicarse en fracturas o fallas geológicas, el relleno sanitario se encuentra sobre el sistema de fracturamiento en el Estado de Puebla, por lo que no es posible aprobar un proyecto que comprometa más peso y volumen al sitio. El riesgo de derrumbarse es real ,no podemos inventar cerros en donde la naturaleza no los puso".

La cabildante añadió que el relleno sanitario tampoco cumple con las normas de construcción y no se ha regularizado la operación del relleno sanitario conforme a la norma 083 de la Semarnat.

Destacó que al momento de la verificación realizada, RESA no cumplía con el adecuado manejo de lixiviados, tampoco contaba con programa de monitoreo y no había construido los dos pozos de verificación.

La regidora explicó que dicho informe será turnado al Organismo Operador de los Servicios de Limpia (OOSL) para que lo tome en cuenta al momento de resolver la solicitud del concesionario.