Servidores públicos de los tres niveles de gobierno y el sector privado de la capital del Estado, se sumaron esta mañana al macrosimulacro nacional de evacuación de inmuebles, convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

Luego de que el año pasado fue suspendido el macrosimulacro anual debido a la pandemia por COVID19, este año se retomó este ejercicio que busca  fomentar la cultura de la protección civil ante siniestros naturales como son los sismos, ya que en la zona de la entidad es propensa a la actividad sísmica.

En el ayuntamiento de Tlaxcala, la Coordinación Municipal de Protección Civil, evacuaron a 276 personas que laboran en la administración municipal en un promedio de tres minutos, mismos que permanecieron en las inmediaciones del Zócalo de Tlaxcala.

En el primer cuadro de la capital del Estado, también se sumaron restauranteros y comerciantes, quienes también desalojaron sus espacios en suma a este ejercicio, al igual que los representantes de los tres poderes del Estado y diversos ayuntamientos de la entidad, al igual que las oficinas de representación del Gobierno Federal.