Los restos fosilizados de un ictiosaurio de 10 metros de largo fueron hallados en la Reserva Natural de Rutland, unos 120 kilómetros al norte de Londres, convirtiéndose en los más grandes de este tipo jamás encontrados en el Reino Unido, informan medios locales.

El descubrimiento del 'dragón marino' prehistórico fue realizado por el paisajista Joe Davis mientras trabajaba en el lugar en febrero del año pasado. Las excavaciones comenzaron entre agosto y septiembre del 2021, luego de que descendiera el nivel del agua en el lago, y concluyeron a principios de este enero.

Inicialmente, Davis observó unas protuberancias similares a unas rocas que sobresalían del lodo cerca de un lago y tras inspeccionarlas más de cerca notó lo que parecía una mandíbula y pensó que se trataba del esqueleto de un dinosaurio.

Este tipo de fósiles de criaturas marinas son una rareza en Rutland, dado que el condado se encuentra a unos 50 kilómetros de la línea costera.

Sin embargo, hace 200 millones de años la región estaba cubierta por el agua debido a que los niveles oceánicos eran más elevados.

Los restos del ictiosaurio fueron cuidadosamente retirados del lugar para su estudio, aunque en el futuro se planea devolverlos al lugar para que puedan estar a la vista del público.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ