Los astronautas chinos completaron las actividades extravehiculares (EVAs, siglas en inglés) y regresaron al módulo central de la estación espacial, informó hoy domingo la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados de China (CMSA, siglas en inglés).

Las primeras EVAs durante la construcción de la estación espacial del país fueron un éxito completo, declaró la CMSA.

Los tripulantes de la nave espacial Shenzhou-12, tras alrededor de 7 horas de actividades extravehiculares, completaron todas las tareas programadas y los astronautas Liu Boming y Tang Hongbo regresaron al módulo central de la estación espacial Tianhe a las 14:57 horas (hora de Beijing), de acuerdo con la CMSA.

El astronauta Nie Haisheng se quedó dentro de la estación espacial Tianhe en cooperación con Liu y Tang para sus EVAs.

Fue la segunda vez que los astronautas chinos realizaron EVAs tras la misión Shenzhou-7 en 2008.

Las tareas programadas de las EVAs, que incluyen la instalación de equipos y la elevación de la cámara panorámica, fueron realizadas con la coordinación estrecha entre el espacio y el terreno y entre los astronautas dentro y fuera de la nave espacial.

Las EVAs probaron el desempeño y la función de las unidades de movilidad extravehicular nacionales de nueva generación y la coordinación entre los astronautas y el brazo mecánico, así como la fiabilidad y la seguridad de los pertinentes equipos de apoyo para las EVAs.

Eso ha dejado una importante base para las posteriores EVAs para la construcción de la estación espacial, según la CMSA.

Los tres astronautas a bordo de la astronave Shenzhou-12 fueron enviados al espacio y entraron en la estación espacial Tianhe el 17 de junio y desde esa fecha han llevado a cabo una serie de tareas según lo programado.

En la actualidad, ellos gozan de buena salud y realizarán EVAs por una segunda ocasión durante su estancia en órbita, de acuerdo con la CMSA.