Luego de que Reino Unido y España impulsaran dos ensayos clínicos para estudiar la intercambiabilidad o mezcla de vacunas de Covid-19 y publicaran sus estudios preliminares en The Lancet y Nature, aún falta evidencia científica para asegurar que esta práctica es eficaz y segura.

Gerardo Jiménez Sánchez, Presidente de Genómica Médica y doctor en Genómica y Biología Molecular por la Universidad de Johns Hopkins precisó que la inquietud de mezclar las vacunas se debe al contexto que atraviesa la Unión Europea en cuanto al retraso de entregas.

La Comisión Europea denunció a AstraZeneca por entregar poco más de 100 millones de dosis, cuando el contrato acordado fue de casi el doble, ante esto, la farmacéutica tendrá que dar la cara en el tribunal belga.

Actualmente en los 29 países que conforman la Unión Europea se han administrado 256,810,427 dosis de vacunas para el Covid-19, de acuerdo con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

“Esta inquietud por desarrollar esquemas de vacunación heterólogos surge de dos razones: la primera por la preocupación de algunos países en que exista limitación de alguna de la vacunas y no se tenga suficiente para un esquema al menos en dos dosis y la segunda, viene a partir de la limitación de algunos países particularmente de Europa en donde han limitado la distribución de la vacuna de AstraZeneca por el temor de algún efecto adverso como los relacionados con problemas de la coagulación”.

En cuanto al estudio preliminar impulsado en el Reino Unido y publicado en The Lancet se encontró que la reactogenicidad o los efectos secundarios al mezclar las vacunas contra el Covid-19, específicamente la AstraZeneca con Pfizer, provoca efectos adversos menores, los cuales se disminuyen significativamente si los pacientes toman desinflamatorios.

“Básicamente lo que se encontró en estos estudios preliminar porque se espera que en Reino Unido que tengamos la primera oleada de resultados formalmente publicados, pero estas observaciones iniciales demuestran que cuando hay un esquema de vacunación heterólogo hay mayor reactogenicidad; el cuerpo humano reacciona un poco más agresivo, si bien no se observaron efectos adversos graves sí fueron más intensos de los que ya se conocen”, precisó Jiménez Sánchez.

En el caso del estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, el especialista comentó que a pesar de que los resultados no han sido publicados científicamente en España, el estudio preliminar muestra además de la la evaluación de la reactogenicidad entre AstraZeneca y Pfizer, la respuesta inmune provocada.

“Midieron qué tantos anticuerpos produce la vacuna una vez que se mezcla y se da el esquema heterólogo y lo que se observó que a los 14 días hubo un incremento de 150 veces los niveles de anticuerpos neutralizantes y según dicen ellos, desde el día 7 encuentran el aumento”.

Ante ambos estudios preliminares, el experto de la Universidad de Johns Hopkins reiteró que es indispensable conocer la evidencia científica para medir los anticuerpos y que la respuesta sea igual o más efectiva del esquema de vacunas similares, además de tener menores efectos adversos de coagulación.

“En términos de inmunología al combinar una vacuna con otra; particularmente dos vacunas que han sido elaboradas particularmente con tecnologías diferentes, una con base en adenovirus con el método tradicional, en el caso de AstraZeneca y otra con el mecanismo molecular usando ARNm como Pfizer o Moderna. No sorprende que siendo dos abordajes diferentes haya una reacción mayor, eso se esperaría“.

¿Qué tener en la mira?

La comunidad científica espera que para junio se publiquen los datos para poder constatar el efecto de la mezcla de vacunas, de ser positivo, los encargados de políticas públicas y la evidencia permitirá hacer recomendaciones para impulsar diferentes esquemas de vacunación en los países.

“Todavía falta responder muchas preguntas más sofisticadas por ejemplo: si un esquema heterólogo puede responder ante las nuevas cepas o no; otra pregunta sería qué pasaría si más adelante se identifica si alguna de las vacunas que ahora están con un esquema de dos dosis, requiriera de una tercera, ¿cuál sería el impacto de haber recibido un esquema heterólogo?”.

Así mismo reiteró que aún falta mostrar los estudios de inmunidad celular los cuales son muy importantes para estar seguros de que hay una memoria en el cuerpo de las personas que reciben el esquema de vacunación heterólogo.