El Gobierno Municipal informó sobre los trabajos de restauración preventiva y correctiva que se llevarán a cabo en el Zócalo de la ciudad de Puebla, así como las estrategias que se llevarán a cabo para aminorar los inconvenientes que las obras puedan causar a la ciudadanía; con miras a recuperar el patrimonio histórico y cultural característico del Municipio.

Con la generación de más de dos mil empleos directos e indirectos, aproximadamente, el Programa de Mejoramiento Urbano en el zócalo, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) del Gobierno Federal y con una inversión de más de 60 millones de pesos, contribuye al Plan de Reactivación Económica del Ayuntamiento de Puebla al favorecer las economías de arrastre, como el sector de la construcción.

En rueda de prensa, se informó que, respecto al flujo vehicular y peatonal en la zona, la administración municipal ha desarrollado estrategias para que las obras a realizar sean lo menos invasivas posible.

Por ello, una vez que inicien las intervenciones en el rodamiento vehicular, se harán cierres paulatinos y escalonados respondiendo a las tres fases de la obra, en cada una el tránsito vehicular será desviado en el punto afectado, garantizando condiciones de accesibilidad adecuada y segura:

Fase 1, intervención en Juan de Palafox y Mendoza: el cierre será sobre Avenida Reforma y calle 3 Sur.
Fase 2, intervención en Avenida 16 de Septiembre: el cierre será sobre la 3 Oriente.
Fase 3, intervención en la calle 2 Sur: el cierre será a la altura de la Avenida Juan de Palafox y Mendoza.

Por otra parte, se han llevado a cabo mesas de trabajo, en acompañamiento con la SEDATU, con los diferentes sectores del Centro Histórico, los 22 consejos de participación ciudadana, el Cuerpo Edilicio, representantes de las zonas de Los Sapos, los Portales, hoteleros y restauranteros, cámaras empresariales, así como representantes de camiones turísticos para dar a conocer el proceso que se está llevando a cabo en el zócalo y puedan involucrarse de forma activa en la evolución de las obras.

Se les ha dado a conocer que el Zócalo será resguardado con mamparas de madera para evitar inferir en las actividades económicas en torno a la zona.

En materia de turismo, se informó que el servicio de turibús se reubicará en la calle 5 Oriente, entre las calles 2 y 4 Sur, y, de forma complementaria, se llevarán a cabo campañas de difusión para concientizar a visitantes y turistas sobre las actividades turísticas que se mantienen e invitarles a realizar un consumo local.

Estas obras consistirán en la renovación de pavimento en basamento y calles perimetrales; áreas de rodamiento y enceres; modernización del alumbrado; restauración de los dragones imperiales y monjes, pintura de postes; iluminación en monumentos, fuentes y fachadas; mantenimiento y reubicación de algunas bancas en la plancha del zócalo; restauración de la fuente de San Miguel, monumentos, maceteros y maqueta de la ciudad; así como incorporación vegetal, sin tala de ningún árbol existente. Todo esto bajo la constante vigilancia de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Puebla.

La empresa ganadora de la licitación federal realizada por la SEDATU es Galbher S.A. de C.V., asegurando que se cumplirá con la normativa establecida en la zona de monumentos por el INAH y la Gerencia del Centro Histórico, con miras a concluir la segunda semana de septiembre.

Además, se crearán las figuras de los contralores sociales, para contar con representatividad ciudadana y mantener un diálogo constante, y consejos comunitarios que facilitará la apropiación del espacio público al finalizar la intervención de justicia social.

“El corazón de la ciudad de Puebla es su Zócalo, es su centro, es un punto de encuentro de varias generaciones […] El poderle dar este mantenimiento al Zócalo de la ciudad nos va a permitir detonar la promoción turística y, sobre todo, de realce y recuperación de elementos como ciudad patrimonio”, enfatizó Claudia Rivera Vivanco, Presidenta Municipal.

Durante esta rueda de prensa estuvieron presentes Argelia Arriaga, Presidenta Municipal suplente; María Graciela León Matamoros, encargada de despacho de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural; Carmen Mireya Calderón Gonzales, secretaria de Desarrollo Económico; Gerardo Ríos Bermúdez, director del Instituto Municipal de Planeación; y Claudia Rubio Romero, encargada de despacho de la Secretaría de Movilidad.