El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), detectó que en Puebla y Tlaxcala no se cumplieron los objetivos del Seguro Popular durante su instalación en el periodo 2012-2018.

El diagnóstico sobre el “Sistema de protección social en salud” refiere que se registraron variaciones negativas entre el número de hospitales y el número de afiliados y la capacidad de atención médica, es decir, tanto hospitales como personal médico fue insuficiente para la demanda.

De acuerdo con el Coneval, en Tlaxcala faltaron 13.3 hospitales para atender a los afiliados al Seguro Popular y en Puebla 3.2 hospitales por cada mil personas; los estados con hospitales y personal suficiente para atender a sus afiliados fueron Durango, Coahuila, Ciudad de México, Sinaloa, Colima, Chihuahua y otras cinco entidades que crecieron a la par con el engrose de la afiliación.    

Si bien una persona se encuentra en situación de carencia por acceso a servicios de salud cuando no cuenta con afiliación, adscripción o derecho a recibir servicios médicos, también lo es si la atención no es de calidad, es insuficiente o la demanda desborda a la oferta.

Las unidades de medicina externa o consultorios rurales o urbanos por cada mil habitantes disminuyeron en Tlaxcala 13.81 por ciento y en Puebla 10.03 por ciento, colocándose entre los primeros diez estados con menor disponibilidad de unidades de atención.

Tampoco hubo disponibilidad de personal médico en Tlaxcala, entidad que tuvo un déficit de 16.79 por ciento de personal médico para atender a cada mil afiliados al Seguro Popular, mientras que en Puebla hubo un incremento de 18.08 por ciento.

El sector salud de Tlaxcala solo registró variaciones positivas de 20 por ciento en la cobertura de camas médicas suficientes para atender a los afiliados y en Puebla el déficit fue de -2.36 por ciento por cada mil afiliados.

Según los indicadores, Tlaxcala es uno de los cinco estados con variaciones negativas en el periodo estudiado, es decir, aunque creció el número de afiliados al Seguro Popular no aumentaron los insumos, el personal médico ni la infraestructura para garantizar la cobertura de los servicios.   

El diagnóstico, publicado este día por el Coneval, documenta los avances del SP y los retos que tiene el Insabi creado en 2019, así como elementos de partida para la nueva configuración del sistema de salud en el país y los estados.