Los templos de Tlaxcala celebrarán misas dominicales a partir del 17 al 31 de enero sin fieles, a puerta cerrada, a través de redes sociales y solo estarán abiertos los templos de lunes a sábado para las celebraciones con medidas de protección escrupulosas contra contagios por Covid-19, así lo dio a conocer la Diócesis de Tlaxcala

Con el semáforo epidemiológico naranja, la iglesia católica local dio a conocer las nuevas medias sanitarias y restricciones para las celebraciones y fiestas patronales.

Suspenderá y reprogramarán bodas, XV años, 3 años, confirmaciones, comuniones y bautizos; en las fiestas patronales no habrá fieles, serán a puerta cerrada y transmitidas en redes sociales; se suspenderán mañanitas, serenatas y cualquier otra actividad que implique aglomeración de devotos.

Del mismo modo, los rituales funerarios quedarán suspendidos; la Diócesis ha llamado a los sacerdotes a implementar las medidas a partir del domingo 10 de enero para evitar muertes por coronavirus durante la segunda ola de contagios en la entidad.