Tlaxcala, es una de las 10 entidades federativas donde más se produce flor de cempasúchil que se ocupa para adornar los altares de las familias mexicanas durante el Día de Muertos.

El cempasúchil es el alma de la ofrenda que año con año en estas fechas se coloca para esperar a los seres queridos que ya partieron de este mundo, de esa flor unas 370 toneladas se producen en Huamantla, Tepeyanco, San José Teacalco y Huactzinco, municipios tlaxcaltecas.

Según registros de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en Tlaxcala en la temporada del Día de Muertos del 2019 se cosecharon un total de 370 toneladas de cempasúchil, lo que ubica a Tlaxcala como uno de los diez estados con mayor producción a nivel nacional, sembrándose en una superficie de 68 hectáreas, con un rendimiento promedio de cinco toneladas por hectárea.

El cempasúchil, o flor de 20 pétalos por sus raíces en náhuatl, se utiliza para adornar las tumbas de nuestros muertos, las ofrendas y el camino después de la muerte.

La Sader, también destaca en sus registros que la entidad produce el 3.1 por ciento del total nacional de flor de muerto, aunque el mayor porcentaje de cosecha la tiene Puebla con casi el 76.6 por ciento y el resto se produce en los estados de Hidalgo 5.7 por ciento, Guerrero 5 por ciento, y San Luis Potosí 3.2 por ciento.

Cempasúchil, en lengua náhuatl quiere decir flor de 20 pétalos, además de su función decorativa, al cempasúchil se le atribuyen funciones medicinales, como la cura de los cólicos estomacales y la indigestión.