Las redes sociales se encargaron de visibilizar y exigir justicia por el feminicidio de Rocío Flores Perea, uno de los más de 20 asesinatos de mujeres que organizaciones de la sociedad civil han registrado en lo que va de 2020.

El cuerpo de Rocío, de aproximadamente 50 años, fue encontrado el viernes 23 de octubre en el panteón municipal de Panotla, ubicado en la colonia Emiliano Zapata; estaba en una cripta, envuelto en sábanas y presentaba marcas de golpes y sangre.

Este jueves, familiares de la víctima informaron que existen inconsistencias en la investigación y que la comunicación con las autoridades es abrupta u opaca, lo que ha generado dudas sobre la investigación en curso.

Roberto Flores Minor, padre de Rocío, pidió a las autoridades no dejar impune el feminicidio e investigar a la ex pareja de su hija, liberado el día del homicidio y detenido pocas horas después por posesión de drogas, además de que hay antecedentes y denuncias por violencia de pareja.

Informaron que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya investiga el delito como feminicidio y que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) asesora a los familiares de la víctima, aunque la Comisión Estatal de Víctimas no se ha acercado.

A raíz de este suceso en redes sociales circula el hashtag #JusticiaParaRocio y #NosQueremosVivas, etiquetas para denunciar que las autoridades de Panotla intentaron ocultar el crimen como muerte por asfixia y exigir a la PGJE mantener la investigación como feminicidio.

“Desafortunadamente la negligencia y prepotencia así como la falta de ética y profesionalismo de los servidores públicos hacen caso omiso para hacer justicia por su brutal muerte. Pese a las evidencias presentadas por los diversos medios digitales y la escena del crimen estipulan que ella falleció por asfixia cuando la realidad es otra... POR ESO EXIGIMOS A LAS AUTORIDADES INDAGAR Y RECABAR BIEN LA INFORMACIÓN Y QUE ESTO NO QUEDE IMPUNE”, señala el mensaje que circula en redes.

Por su parte, las asociaciones Mujeres Organizadas de Tlaxcala y Colectivo Mujer y Utopía demandan, por separado, una investigación con perspectiva de género y la clasificación del asesinato como feminicidio, tal como lo establece la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debido a que la situación de la víctima cumple con al menos tres razones de género conforme al tipo penal de feminicidio