Un grupo de trabajadores de Segalmex-Liconsa en Tlaxcala, se manifestaron a las afueras de la planta ubicada en Tetlatlahuca para exigir respeto a su libertad sindical, así como a su contrato colectivo de trabajo y a sus conquistas laborales.

La representación sindical en la planta de Tlaxcala es el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Láctea (Sindilac), vinculado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), pero surgió a nivel nacional un conflicto gremial por la creación del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Liconsa (Sinalitl).

Por esa situación, a nivel nacional los trabajadores sindicalizados de Segalmex-Liconsa han exigido respeto a su filiación gremial, incluso existe la amenaza de paralizar algunas plantas del organismo que están distribuidas en diferentes partes de la geografía mexicana.

En Tlaxcala fueron alrededor de once personas las que se manifestaron a las afueras de la planta, en cuyas pancartas exigían respeto a sus derechos laborales, y no al sabotaje de sus derechos.

Consultado al respecto, el gerente estatal de Linconsa, Carlos Villareal informó que esa manifestación no afectó en nada la producción de la planta, ya que los empleados hicieron ese reclamo en horarios no laborales.

Recalcó que la gerencia no intervino al respecto porque se trata de un tema de organización sindical, lo que se atiende a nivel corporativo a nivel central.

“Son trabajadores de la empresa pero están fuera de sus horarios laborales manifestándose por sus derechos laborales propios de sus sindicato. Es un tema ajeno a la empresa, no afecta a la producción ni al abasto de leche porque no están en sus horarios laborales. Es un tema 100 por ciento laboral que se ve a nivel central”, agregó