Ciudadanos del municipio de Xaloztoc buscan evitar la tala de 250 árboles del antiguo Vivero Municipal, obras que darán paso a la construcción de una cancha de fútbol rápido, juegos infantiles, un aula recreativa y un gimnasio al aire libre, proyecto que fue emprendido por el alcalde, Mario López López.

Las población que se mantiene en contra del avance del proyecto desde unas semanas, en su mayoría jóvenes, han enviado escritos al Congreso del Estado, al Gobierno del Estado, a la Coordinación General de Ecología (CGE) y a la delegación de la Profepa en Tlaxcala, para obtener su respaldo y evitar la tala de los ejemplares que tienen hasta 30 años de vida.

En el oficio de fecha 20 de octubre de 2020, los ciudadanos de Xaloztoc expresaron su inconformidad y preocupación ante la tala de más de 250 árboles, ubicados en el antiguo Vivero Municipal para el proyecto del cual aseguraron no tenían mayor información respecto a su ejecución, pero para el cual ya se han derribado alrededor de 65 ejemplares.

“La inconformidad no recae en el proyecto en sí, sino el lugar destinado para este ya que es una cantidad alarmante de árboles que serían talados. Se considera que no es adecuado el lugar, aunado a que no es un proyecto de primera necesidad debido a que dentro de la misma sección ya se cuenta con dos canchas cercanas, una ubicada a 400 metros aproximadamente, otra a 800 metros aproximadamente y otras más alrededor de la zona”, expresaron.

Subrayan la importancia de conservar y proteger los ecosistemas para mejorar la calidad de vida de los habitantes y de no ser así lo que provocan es un impacto ambiental negativo.

En ese sentido, declararon que “otro aspecto importante por el cual estamos preocupados por la tala de tantos árboles es que poco a poco acabamos con las áreas verdes del municipio sin pensar en la repercusión ambiental que esto genera, además nos encontramos cerca de un corredor industrial que genera contaminación ambiental y disminuye nuestra calidad de aire”.

Por esas razones exigieron a las autoridades correspondientes mostrar los permisos necesarios para la tala de los árboles para la realización de dicha obra, además quieren conocer el estudio de impacto ambiental correspondiente que valide la viabilidad y sustentabilidad del proyecto así como la manifestación de impacto ambiental.

Los vecinos piden una consulta pública de la construcción y para la modificación del espacio, así como los permisos correspondientes emitidos por la Conafor y la Profepa, para permitir que avance el proyecto de infraestructura en la zona.