Amigos, aprovechando que acaba de pasar la más reciente edición de las 24 horas de LeMans, una de las carreras más importantes del mundo, les quiero presentar un auto muy especial por lo extraño de su apariencia. El notable Bisiluro Damolnar fue creado en 1955 por Carlo Mollino y Enrico Nardi.

El objetivo era crear un auto con un diseño ultraligero, muy aerodinámico para la época, que pudiera competir en LeMans. Y parte del mérito que buscaban era demostrar que podían competir como equipo independiente junto a los equipos oficiales financiados mucho más grandes y mucho mejor como Jaguar y Ferrari.


El significado de "Bi Siluro" en italiano es para "torpedos gemelos", y viendo el auto de frente es fácil de ver por qué el nombre elegido.

Desde una perspectiva de diseño puro el Bisiluro Damolnar es una anomalía, que es asimétrica, no tiene asiento del pasajero y tiene el motor instalado en el lado de mano izquierda (para contrarrestar el peso del conductor, sentado a la derecha).

El chasis era de un Fiat 500, un auto muy popular incluso en nuestros días, incorporando un motor de origen BWM twin cam, 4 cilindros, motor de 737 cc tipo Gianni, se dice que produce 62hp.


El peso total del coche es 450kgs (992 libras), lo cual era una fracción de lo que pesaban sus contrincantes. La carrocería fue diseñada de manera asimétrica, lo que era una de sus principales características, pues el motor fue colocado en el lado izquierdo donde hubiera ido el asiento del copiloto, dejando al piloto sentado del lado derecho. El extraño diseño tuvo como resultado un buen equilibrio entre peso potencia.

Así mismo con su aerodinámica permitió ahorrar combustible y poder soñar con tener una digna participación dentro de las 24 horas de LeMans. La velocidad máxima del coche se estima llegaba a 210 km/hr, algo que para la época y el tipo de competencia era inaudito.

Pero, a pesar de lo prometedor que se veía y sentía el pequeño auto, tuvo un inesperado desenlace: Durante la carrera de 1955 el Bisiluro fue literalmente volado fuera de la pista, así como lo escuchan!!


Fue sacado de la pista por el torbellino levantado por un Jaguar D-Type al pasar junto a éste a toda velocidad. Debido a los grandes daños que sufrió el auto fue imposible regresar a la carrera. Esto nos demuestra lo ligero que era el auto. Después de haber sido reparado y restaurado, el coche ahora se encuentra en el prestigioso Museo de Leonardo Da Vinci en Milán, Italia.


La idea no era mala, pero eso mismo fue su perdición, sin embargo, nos deja una gran anécdota y un curioso auto en el gran mundo automovilístico. Espero que les haya gustado y nos vemos en la siguiente.