Familiares de Antonio Tlapale, el mariachi que fue atropellado por la imprudencia de un médico en el municipio de La Magdalena Tlaltelulco, marcharon esta mañana por la capital del Estado, para exigir “Justicia” para el músico de profesión, ya que señalaron que a más de dos semana de este incidente no han recibido nada de la parte responsable, mientras que éste goza de libertad.

El grupo de familiares, amigos y compañeros de trabajo del trompetista, recriminaron que la jueza encargada del caso, determinó que no existen las pruebas suficientes para que fuera inculpado y por ello salió en libertad, además de que pagó una fianza y presento como garantía un automóvil y un monto económico, como reparación del daño; empero, señalaron que existen videos y varias pruebas que demuestran su culpa, pero no fueron tomadas en cuenta.


Sin embargo, la esposa del occiso, señaló que hasta el momento no han recibido ni el pago de gastos funerarios, ni lo concerniente a la reparación del daño, ni mucho menos han recibido el auto que dejó como garantía, al tiempo que solicitaron que el responsable se haga cargo de la situación y que pague con cárcel la imprudencia cometida.

La familia, señaló que dependían de lo que Antonio Tlapale ganaba en su profesión de música, y dejó en orfandad a tres hijos, de los cuales dos de ellos estudian, por lo que solicitaron que de ser posible les otorguen una pensión para que puedan subsistir y continuar con sus estudios.

Además señalaron a la jueza de control y al personal de la procuraduría de incurrir en actos de negligencia y corrupción, que permitieron que el culpable este libre y que el caso del homicidio del mariachi Antonio Tlapale quede impune.

Por tal motivo, este día marcharon por la capital y se plantaron en Palacio de Gobierno, acompañados del mariachi del que formaba parte, para exigir a las autoridades estatales que hagan su trabajo y se haga justicia en este caso, además de que les sean pagados los daños.