La Comisión Nacional Forestal (Conafor), colocó a los estados de Puebla y Tlaxcala, entre las zonas de riesgo moderado por la propagación de la plaga del gusano descortezador; ello representa una disminución en el riesgo, ya que el pasado mes de julio, se encontraba dentro de las entidades con riesgo alto de esta plaga.

De acuerdo al último reporte con corte al mes de septiembre, la dependencia emitió su reporte con base reportes del INEGI, del pronóstico del clima de la Conagua, así como el reporte de incendios forestales de la Conafor, las notificaciones de saneamiento forestal por afectación de insectos descortezadores se la Semarnat, acumulados desde el 2015 y hasta el mes de agosto del 2020, ambas entidades fueron colocadas dentro del bloque de 11 consideradas de riesgo moderado.

En dicho documento, señala que las zonas forestales con riesgo alto por esta plaga son Chiapas, Oaxaca, Guerrero, México, Michoacán, Jalisco, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Tamaulipas, Nuevo León, Nayarit, Durango, Chihuahua y Baja California. Mientras que las que presentan un riesgo moderado son Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Cd. de México, Colima, Zacatecas, San Luis Potosí, Coahuila, Sinaloa, Sonora y Baja California Sur; mientras que el resto de los estados permanecen en el nivel bajo de riesgo por esta plaga.

Empero, estas entidades consideradas hoy de riesgo moderado; los dos meses anteriores continuaban en niveles de alto; no obstante, no se especifican los motivos del porque disminuyó el riesgo, pese a que en fechas reciente en Tlaxcala hans señalado que el problema de esta plaga ha sido grave y que ha afectado a más de mil hectáreas del Parque Nacional La Malinche.