@cronicabanqueta

Se han preguntado qué significa cada uno de los iconos que vemos en las diferentes estaciones del metro.

Hoy les voy a contar de uno de ellos, se trata de la estación Ermita, de la línea dos del metro de la cdmx.

Representa la silueta de una Ermita, y éstas se encontraban a mediados del siglo XVII, eran pequeñas capillas, edificadas fuera del atrio de alguna iglesia.

Debe su nombre a la antigua Ermita de San Antonio o Capilla de las Ánimas o Capilla de Zacahuitzco, la cual se encontraba en las inmediaciones de la actual estación y que fue demolida para construir una ampliación de la Calzada de Tlalpan en los años 40 del siglo XX.

Según se sabe que a la mitad del camino de Iztapalapa, en un lugar llamado Mexicaltzingo, existió esta Ermita cuyos contornos, según la leyenda, estaban cubiertos por las aguas del lago de Texcoco, motivo por el cual estaba abandonada.

A raíz de esto, se organizaron pequeños grupos de indios de los pueblos vecinos; como San Andrés Tetepilco, San Juanico Mextipan, y Culhuacán, que alternándose, cada semana llegaban en canoas a cuidar durante ocho días la Ermita, a esa gente el pueblo la conocía como los ermitaños.

El área que ocupa la estación, el cruce de las actuales calzadas de Tlalpan y Ermita-Iztapalapa, es una zona que en la época de los mexicas constituía el punto de viraje hacia el oriente de la calzada de Ixtapalapan, hoy Iztapalapa, una vialidad hecha en 1432 de piedra, arcilla y madera sobre las aguas del Lago de Texcoco y que era parte de la infraestructura hidráulica de la capital mexica, al fungir como dique e incluir un acueducto para agua dulce.

Una ampliación posterior de la calzada conectaría la misma hacia Huitzilopochco, hoy Churubusco y Coyoacan, hoy Coyoacán.