La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), se encuentra impedida para actuar o intervenir ante las denuncias de actos de tortura, acoso, abusos sexual, sicológico y físico, entre otras acciones que se cometen al interior de los Centro de Rehabilitación de Adicciones que existen en la entidad, ya que se trata de espacios privados.

De acuerdo a información proporcionada por el organismo autónomo, la CEDH se encuentra imposibilitada para investigar las denuncias y realizar alguna verificación al interior de estos espacios, debido a que se trata de espacios que son administrados y manejados por particulares al igual que los métodos de rehabilitación.

Debido a que la actuación de la CEDH se limita a solo actores e instituciones públicas, el organismo no puede actuar o intervenir pese a que existen sendas denuncias por tortura, malos tratos y vejaciones que se cometen en estos centros.

Lo anterior, luego de que hace unos días se registró la muerte y lesiones diversas de dos mujeres jóvenes, durante un intento de fuga del Centro de Rehabilitación “La Concepción”, ubicado en el municipio de Chiautempan, la cual surgió debido a este tipo de actuaciones en contra de las y los internos.

La institución señaló que los dueños de los llamados “anexos”, hacen firmar responsivas a los familiares de los internos, en donde los compromete de lo que les suceda al interior y los métodos de la rehabilitación, ya que son ellos quienes por voluntad propia deciden acudir y pagar por los servicios que ofrecen.

En todo caso, los afectados como en el caso de las dos jóvenes, tendrán que llevar la situación al ámbito penal a través de una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para que la autoridad competente lleve a cabo las investigaciones correspondiente, y también ante la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala (Coeprist), que es la instancia competente de verificar y revisar la operación de estos sitios.