Un total de mil 491 llamadas telefónicas de atención psicológica y psiquiátrica se han atendido en lo que va del año en las líneas a cargo del Centro Integral de Salud Mental y Adicciones de Apizaco (Cismaa), en donde atienden casos de ansiedad, depresión y demás problemas mentales que presenta la gente y también durante el confinamiento por el confinamiento por la contingencia sanitaria por el COVID19.

Lo anterior lo dio a conocer el médico siquiatra de dicha institución, José Luis García González, quien señaló que estas llamadas las han atendido en el primer semestre del año; de las cuales 982 casos han sido por depresión y 490 por ansiedad, y el resto han sido por otras situaciones.

Detalló que durante el desarrollo de la pandemia, han atendido una importante cantidad de llamadas durante el confinamiento, tanto de personas que han mostrado síntomas de depresión, ansiedad, tristeza y otros, debido al aislamiento y la suspensión de sus actividades rutinarias.

Explicó que el grupo de personas que más han atendido vía telefónica y posteriormente se canalizan a los distintos centros de salud y unidades que cuenten con el servicio en la entidad, se ubica entre los 20 y los 60 años de edad que han optado por este servicio en lo que va del año.

No obstante, también han brindado apoyo y atención a los pacientes recuperados por COVID19, ya que las secuelas de esta enfermedad propicia una tendencia depresiva; y es que estas personas han mostrado síntomas como tristeza, desesperación, pérdida de interés de sus actividades, visión del futuro catastrófica, problemas de sueño y apetito, entre otras situaciones que requieren un seguimiento.

En estos casos, los sicólogos y siquiatras de la institución brindan atención y el proceso de recuperación puede durar entre 15 días y un mes, y el seguimiento puede durar hasta seis meses, para dar de alta al paciente que requiera de esta atención.

Las líneas de atención de estos Cismaa son el 2414185510 y 2414171625, o también pueden acudir a las oficinas ubicadas en el municipio de Apizaco y Tzompantepec, así como en las unidades Unemes, que se ubican en la entidad.