El Colectivo Mujer y Utopía (CMU), reportó que de enero a la fecha en Tlaxcala se han registrado 146 desapariciones de personas, de las cuales al menos 123 son mujeres y niñas, y 23 niños y adolescentes; sin embargo, al momento más del 30.8 por ciento de ellas y ellos siguen sin ser localizados.

Este día, la asociación civil desde el Observatorio de Violencia de Género en Tlaxcala, a cargo de la misma organización, socializó datos de la situación de los casos de desaparición de personas en la entidad, destacando que del total 45 personas siguen sin ser localizadas, lo que significa el 30.8 por ciento de los casos registrados de enero a la fecha.

De las personas desaparecidas, el 48.6 por ciento son mujeres menores de 18 años de edad; el 30.1 por ciento mujeres mayores a 18 años de edad; el 15.8 por ciento hombres menores de 18 años de edad; mientras que el 5.5 por ciento de los casos no se sabe la edad de las víctimas.

El CMU, también dio cuenta que los casos de desapariciones se registraron en 35 de los 60 municipios, es decir en el 58 por ciento de la geografía tlaxcalteca; también, solo en cinco casos se activó la Alerta Amber (en tres casos) o el Protocolo Alba (en dos casos), “omitiendo gravemente el contexto de Trata de mujeres con fines de Explotación Sexual, Violencia Sexual y Feminicidio que existe en Tlaxcala”.

El Protocolo Alba es un mecanismo operativo de investigación, coordinación, y reacción inmediata entre autoridades federales, estatales y municipales que establece como obligatorio el análisis del contexto local para la búsqueda de niñas, adolescentes y mujeres, con la finalidad de implementar la perspectiva de género en toda la investigación de desaparición, ello como parte del cumplimiento de la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Campo Algodonero de enero del 2012.

La Alerta Amber debe ser una herramienta eficaz de difusión , que contribuye en la búsqueda, localización, y recuperación de niñas, niños y adolescentes, su objetivo es la pronta localización de menores que hayan sido sustraídos, secuestrados, o que se encuentren desaparecidos dentro o fuera del estado. Los criterios para la activación de la alerta son que la persona sea menor de 18 años de edad, que se encuentre en riesgo inminente de sufrir daño grave a su integridad personal, y contar con información suficiente sobre la niña, niño o adolescente como datos del hecho, nombres, edad, sexo, seña particulares, lugar, vestimenta, y fotografía.

El CMU agregó que en ningún caso las autoridades pueden pedir a los familiares esperar para activar la Alerta Amber.