Ante el decreto estatal que establece el uso de cubrebocas para reducir el riesgo de contagio por covid-19, uno de los sectores de la población que presentan dificultad en esta disposición son las personas sordomudas, quienes por su condición deben tener el rostro descubierto para hacer lectura de labios; sin embargo, la asociación Incluyeth creó cubrebocas especiales, el cual facilita su comunicación.

Dulce Belén Zavala, representante de esa asociación, informó que se trabajó en el diseño de estos implementos, los cuales fueron confeccionados y obsequiados a un número importante de esta población.

Comentó que la asociación tiene entre sus prioridades atender a personas con algún tipo de discapacidad y que históricamente han estado invisibilizadas, situación que se agudizó en esta pandemia.

Recordó que hasta el 21 de abril, cuando se declaró la fase 3 de la pandemia, se emitieron las recomendaciones para los grupos en condiciones de vulnerabilidad, en este caso, la discapacidad, con el fin de que contaran con información de primera mano y herramientas que facilitaran su inclusión. Por lo anterior, la asociación Incluyeth diseñó cubrebocas especiales, “porque es importante que las personas sordas tengan una lectura labiofacial.

Ellos leen los labios, necesitan saber el tipo de entonación que le están dando a las palabras, a los textos. Estos cubrebocas permiten tener una lectura de gestos”.

Por último, comentó que las piezas se regalaron a personas con discapacidad auditiva, de las cuales existe un número importante en Tehuacán, lo cual garantiza su protección e inclusión social.