Este viernes, autoridades de diferentes dependencias, realizaron un operativo en la playa Caletilla de Acapulco para retirar mobiliario de playa y recordarles a los prestadores de servicios turísticos que está prohibido vender comida, poner sillas, mesas y carpas en la franja de arena para evitar más contagios y ellos deben de respetar las reglas para evitar que se cierren las playas.

Al lugar llegaron integrantes de la Guardia Nacional, Policías municipales, personal de protección civil, Procuraduría de Protección al Ambiente (Profepa), la oficina de reglamentos municipales y espectáculos, quienes comenzaron a desmontar las carpas, toldos, mesas y sillas que se habían instalado en la franja de arena.

En tanto, un grupo de mujeres ambulantes reclamaron el desalojo y aseguraron que no van a volver a permitir que se cierren las playas.