Músicos de 17 mariachis, salieron este día a las calles de la capital de Tlaxcala, para conformar un mariachi monumental, para interpretar música vernácula como medida de presión para solicitar apoyos a los gobiernos Federal y Estatal, ya que dijeron atravesar una situación económica grave, debido a la falta de trabajo a consecuencia de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Fue alrededor del mediodía, cuando los músicos decidieron salir a las calles, ya que denunciaron que la emergencia sanitaria, ha obligado la cancelación de reuniones, fiestas, eventos y algunos festejos, como el día de la madre, del maestro, graduaciones y demás eventos sociales, que son su principal fuente de empleo, lo cual ha generado un importante impacto a sus bolsillos.

Y es que, durante éstos más de 100 días de confinamiento, no han registrado ingresos en sus bolsillos debido a esta situación, ya que muchos de los integrantes de los mariachis, tienen en la música su principal fuente de ingresos, lo que afecta a sus familias.

Fueron poco más de medio centenar de músicos, quienes interpretaron varias canciones a modo de consigna hasta que se apostaron al exterior de la Secretaría del Bienestar, para exigir por medio de la delegada de Programas Federales de Desarrollo, Lorena Cuéllar, les permita acceder a algún esquema de apoyo para paliar los efectos negativos que han presentado.

En promedio la hora de mariachi cuesta alrededor de tres mil 500 pesos, el cual puede ser mayor el precio dependiendo el número de integrantes y la calidad y trayectoria de cada agrupación, por lo que al no haber eventos desde hace varias semanas, significa una pérdida económica bastante importante para las diversas agrupaciones existentes no sólo en la capital sino en todo el Estado.