Un total de ocho personas podrían salir de las cárceles del Estado de Tlaxcala al ser aplicados los beneficios de la Ley de Amnistía para sentenciados por delitos no graves y como medida del Gobierno Federal para disminuir los riesgos de contagios masivos de COVID-19 y para combatir la sobrepoblación.

En este sentido, es importante recordar que la Ley de Amnistía fue avalada por el Senado de la República en el mes de abril de este año, a partir de ello por lo que se estimó que podrían verse beneficiados reos mayores de edad, con algún tipo de factor de riesgo de salud, y mujeres embarazadas, principalmente, tomando en consideración los grupos de riesgo ante la pandemia. No obstante, esa determinación es responsabilidad de cada estado para tomar las medidas pertinentes en esos casos.

Sin embargo, en el informe de Observaciones sobre Violaciones a Derechos Humanos cometidas durante la contingencia sanitaria por COVID-19 que desarrolló la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), se da cuenta que en 25 de las 32 entidades de la República está prevista la preliberación de 3 mil 338 personas por la pandemia, de las cuales mil 140 han sido otorgadas hasta el momento por el riesgo de contagios en las cárceles.

En la tabla nacional, se encuentra el estado de Tlaxcala con la estimación de que ocho personas puedan dejar los Centros de Readaptación Social, ya sea porque son población considerada en riesgo, que hayan cometido un delito no grave, como son aborto, robo simple, contra la salud si se demuestra que el imputado estaba en condiciones de pobreza, disturbios o alteraciones a la seguridad, o por cualquier delito para población indígena su proceso no fue adecuado o no tuvo acceso a un intérprete.

El informe de la Segob correspondiente a la segunda entrega de abril-mayo 2020, informa que la población penitenciaria en Tlaxcala es de 749 personas por la comisión de diferentes delitos, de los cuales el 1.06 por ciento podría conseguir su libertad por la contingencia sanitaria, pero hasta esa fecha no se han registrado preliberaciones otorgadas en la entidad. Mientras que a nivel nacional ya se otorgaron mil 140 personas preliberadas de 18 entidades del País.

En el Estado de México, a través de mecanismos de preliberación establecidos en la Ley Nacional de Ejecución Penal (LNEP), ha puesto en libertad a 184 personas privadas de la libertad. Además, les fue otorgada la libertad condicionada con el uso de brazaletes electrónicos a mil 864 personas.

Están bajo análisis muchos casos más. Los estados en revisión de casos de Personas Privadas de su Libertad que se tiene previsto salgan ante el contexto COVID son: Morelos (1,200), Baja California (507), Nuevo León (467), Guanajuato (342), Sonora (252), Ciudad de México (121), Quintana Roo (120), Oaxaca (102), Baja California Sur (58), Michoacán (50), Nayarit (44), Jalisco (30), Campeche (22), San Luis Potosí (13), Tlaxcala (8), Veracruz (5), Tamaulipas (4) y Yucatán (3).

Los estados que no tienen registro de ningún proceso de preliberación son: Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Sinaloa y Tabasco. El gobernador de Puebla dio a conocer el día 27 de mayo la habilitación de una cárcel para personas privadas de su libertad diagnosticados con COVID-19.