La Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de México (Ddeser), exigió a las autoridades de Tlaxcala garantizar el derecho a la interrupción legal del embarazo a víctimas de violación como  establece la Norma Oficial Mexicana 046, violencia familiar, sexual y contra las mujeres, sobre todo durante el confinamiento por emergencia sanitaria ante la pandemia de Coronavirus.

Lo anterior fue expuesto,  ante el caso de  violación y embarazo de una niña de tan solo 12 años, atacada por su padre en el municipio de Chiautempan. 

La directora de Ddeser, Rosario Texis Zúñiga, dijo que en este caso es necesario aplicar la NOM 046, aunque es la víctima la que debe decidir si interrumpe el embarazo en el Hospital de la Mujer.

"Debe haber una interrupción del embarazo porque al ser su papá el victimario lo que va a generar será una violación congénita al producto. Sí debe haber un proceso de interrupción, está en tiempo para que sin complicaciones se haga ya (...) La norma marca que es hasta el momento en que se dé cuenta la víctima que está embarazada y se puede hacer hasta la semana 24 máximo lo que se debe garantizar en este caso es que sea de la manera oportuna, con calidad y calidez”.

 Texis Zúñiga reconoció que a pesar de que el aborto en estos casos es legal, la presión social y familiar influyen para no acceder a él.  “El problema para acceder a la interrupción legal del embarazo está en que las víctimas muchas veces toman en cuenta sus creencias, su idiosincrasia; mucho es la influencia de la mamá, de la familia, y ahí se genera la duda".

De acuerdo con datos de Ddeser, 60 por ciento de las víctimas decide seguir con el embarazo, mientras que y el resto opta por el aborto.

En Tlaxcala hay una probabilidad hasta del 80 por ciento para que las víctimas de violación sexual accedan a la interrupción del embarazo, para ello se debe aplicar la Norma Oficial Mexicana 046.