El Seminario de Nuestra Señora de Ocotlán, ubicado en Yauhquemehcan, tendrá un espacio campestre que incluye palapas y una alberca para el disfrute de sacerdotes y seminaristas, pero también de las personas que deseen hacer uso de él.

Ranulfo Rojas Bretón, rector del Seminario de Tlaxcala, explicó que la intención es aprovechar completamente ese espacio que está siendo reacondicionado y que, con las cuotas simbólicas que pagarán las personas, pueda sufragarse el costo del mantenimiento.

Explicó que cuando en 1960 se fundó el Seminario de Tlaxcala, el obispo Luis Munive y Escobar, quien eligió que la ubicación fuera en el lugar conocido como la “Y”, proyectó que fuera diseñado con todos los servicios para la óptima formación de los sacerdotes.

Abundó que desde entonces ha existido la alberca, pero que desde hace algunos años una persona (que le tiene estimación al Seminario) hizo unos arreglos para remodelarla y construir palapas.

Se quitó el trampolín de la alberca y entonces ya teniendo ese espacio se sigue ocupando para la enseñanza de natación de los alumnos de preparatoria y secundaria del Instituto Padre Juan Díaz, pero también para quienes no estudian ahí.

Además, destacó que ese espacio podría servir para eventos de todo tipo.