Como medida de prevención la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) y el Ayuntamiento de Totolac, determinó el aislamiento de cuatro elementos de dichas corporaciones, quienes en días pasados apoyaron al rescate de un hombre que cayó accidentalmente al Río Zahuapan y perdió la vida.

Lo anterior, luego de que las autoridades tuvieron conocimiento que un familiar de esta persona que perdió la vida, se encuentra contagiado por COVID-19, por lo que para descartar un contagio entre los miembros de ambas corporaciones, determinaron aislar a los rescatistas que tuvieron contacto con el cuerpo, hasta tener certeza si son o no portadores del virus.

La CEPC, informó que por instrucción del titular de la dependencia, José Antonio Ramírez Hernández, solicitó a los dos involucrados a permanecer en casa hasta en tanto son programados para que les realicen las pruebas de SARS-CoV-2 y que esto determine si fueron contagiados o no de esta enfermedad.

En el caso del ayuntamiento de Totolac, informó que de igual manera, son dos los elementos de la Dirección Municipal de Protección Civil, quienes permanecerán aislados hasta que descarten o confirmen el contagio; por lo que se mantendrán al pendiente de ambos elementos.

Hasta el momento no se ha confirmado por parte de las autoridades estatales si el joven de 29 años, era portador de este virus; sin embargo, sólo las autoridades tuvieron conocimiento que uno de sus familiares cercanos si es portador; no obstante, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), confirmó que la causa de muerte fue por asfixia mecánica por sumersión completa, es decir que se ahogó.

Asimismo, informó que los familiares al momento de reconocer y reclamar el cuerpo, no mencionaron tener algún antecedente por COVID-19.