La empresa tlaxcalteca Siena Home dedicada a la venta de textiles, cerró de manera definitiva las puertas de sus tiendas localizadas en Chiconcuac, Estado de México y en Puebla, derivado de la crisis económica generada por la pandemia de Coronavirus.

Siena no soportó el cierre del mercado de exportación a Estados Unidos que era su principal ingreso, tampoco la crisis económica por el cierre de establecimientos considerados no esenciales, la pérdida de empleos, y el nivel bajo de ingresos familiares para continuar con sus ventas de textiles y blancos en sus sucursales.

A través de la cuenta de Twitter de la empresa (@SIENACobertores) se informó sobre lo que calificó como la “triste realidad” que viven muchas empresas de diferentes sectores no solo en Tlaxcala sino también en el país.

“La triste realidad, La semana pasada cerró definitivamente la tienda de Chiconcuac, hoy cerramos Puebla… más compañeros se van buscando sustento. Hace unas semanas preparábamos pedidos para exportar, preparábamos la producción del año… no dan ganas de seguir”, expone Siena en su red social.



Al respecto, el director comercial de la empresa, Erick González declaró que esperan que a partir del 1 de junio cuando concluye la Jornada de Sana Distancia estén las condiciones dadas para poder reabrir su sucursal en Pachuca, y de no ser así corre el riesgo de también cerrar sus puertas.

En estos momentos, expuso que los pedidos que de textiles que tenían frenados y para posponer entrega, ahora han sido cancelados en su totalidad, lo que complica aún más el escenario.

En cuanto a los empleados explicó que decidieron buscar otras oportunidades y dejar Siena, pero en la planta donde fabrican los productos si han tenido un impacto importante en cuanto a pérdidas de fuentes de empleo.

Ambas tiendas en Chinconcuac y Puebla llevaban ocho años funcionando, aproximadamente, y fue este 2020 cuando tuvieron que cerrar sus puertas a consecuencia de la crisis por COVID-19.

Erick González, recordó que la conversión en la fabricación de cubrebocas fue una opción para mantener pagos, sin embargo con el aumento de la competencia que ofrece productos de menor calidad la oportunidad de venta ha ido a la baja.