Enfermeras, enfermeros, personal médico y otras de áreas de la Clínica Número 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), protestaron frente a la delegación estatal por la falta de equipo de protección para continuar con su labor con pacientes sospechosos y positivos a COVID-19.

Además exigieron al delegado del IMSS, José Luis Aranza Aguilar reconocer que el doctor Bardomiano García falleció tras contraer coronavirus en su labor en la Clínica 8, toda vez que la institución aseguró que el galeno no atendía contacto con pacientes COVID, de esa manera se deslindan para reconocer que su decesos califica como riesgo de trabajo o enfermedad de trabajo.

Los trabajadores de la salud sentenciaron que si bien el IMSS ha dado a conocer que atienden casos de coronavirus solamente en los Hospitales Generales de Zona número 1 y 2, ubicados en los municipios de Tlaxcala y Apizaco, respectivamente, es un hecho que llegan sospechosos y hasta positivos a la Clínica 8, lo que coloca en riesgo no solo al personal de atención en salud sino además a los derechohabientes que acuden por otro tipo de padecimientos.

“Es mentira que el doctor Bardomiano no haya tenido contacto con pacientes COVID, aquí hay una ruta para pacientes sospechosos, hay una sala de choque y llegan por urgencias, no sabemos por qué se quiere negar que nuestra actividad en esta clínica también está ligada a la atención de pacientes COVID, aquí llegan los pacientes y es enlace al Hospital General de Zona, nosotros estamos con ellos durante todo un turno de ocho horas y no tenemos el equipo necesario”, reclamaron.

Incluso dijeron que los hacen firmar por un cubrebocas que solo es útil para un par de horas con el que permanecen más de ocho horas, una bata de mala calidad, y sin careta, mientras que el personal administrativo que no está en contacto con pacientes sospechosos o positivos a coronavirus tienen mejor equipo que ellos.

También exigieron una disculpa pública del delegado a la familia del doctor Bardomiano por no reconocer que murió tras haber sido contagiado en la clínica con el SARS-CoV-2, y así que se apliquen los criterios de riesgo de trabajo para establecer el pago conforme a lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.