La delegación en Tlaxcala del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pidió a los más de 26 mil pensionados a no acudir a las ventanillas bancarias ni a los cajeros automáticos el mismo día de pago para cobrar sus pensiones, ello con el propósito de evitar conglomeraciones y a su vez disminuir el riesgo de contagios de Coronavirus (COVID-19).

El instituto solicita a las personas beneficiarias que son adultos mayores a cobrar lo correspondiente al mes de abril a través de la banca móvil o electrónica, y también evitar salir de sus casas pues puede realizar compras por internet o con establecimientos que tengan entrega en casa y atención vía telefónica.

A nivel nacional el instituto hizo esa advertencia, ya que será a partir de mañana 1 de abril cuando los pensionados y pensionadas cobrar su dinero, por lo que a partir de esa fecha salen a las ventanillas bancarias y cajeros automáticos unos 3.8 millones de personas, mientras que en Tlaxcala lo hacen 26 mil personas, lo que significa una gran cantidad de ciudadanos que conformarían aglomeraciones en las instituciones bancarias lo que es un factor de riesgo de contagio del COVID-19.

Las y los beneficiarios de pensiones son personas mayores de 60 años, grupo de riesgo de contagio por el Coronavirus según la Secretaría de Salud federal, por lo que el IMSS pidió “no acudir a las ventanillas bancarias ni a los cajeros automáticos el mismo día de pago.

El primer día suele registrarse una afluencia importante de personas -pensionadas y no pensionadas- en las sucursales de las instituciones bancarias, hecho que podría propiciar el contagio y poner en riesgo la salud de nuestros derechohabientes”.

Por lo que emitió cuatro medidas para poder disponer de los recursos de la pensión, entre los que están: acudir a retirar los recursos en los días subsecuentes al 1 de abril a fin de evitar aglomeraciones y riesgo de contagio (seguir los protocolos sanitarios que cada banco establezca durante la contingencia); realizar sus compras con tarjetas bancarias en establecimientos autorizados; retirar los recursos en corresponsales bancarios como tiendas de autoservicio; utilizar las plataformas digitales y servicios de banca en línea para el pago de bienes y servicios.