Puebla es uno de los nueve estados con el mayor porcentaje de personas trabajadoras del hogar, la mayoría mujeres de 45 a 64 años de edad que enfrentarán sin contratos ni prestaciones la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Y aunque en Tlaxcala no existe registro sobre el número de mujeres que prestan servicios de aseo y asistencia al hogar, se sabe que al menos existen 124 trabajadoras que se afiliaron al programa piloto del IMSS.

De acuerdo al informe Derechos Laborales de las Trabajadoras en el Hogar elaborado por la CDH de la Ciudad de México, el 5.64 por ciento de las personas trabajadoras en Puebla son trabajadoras del hogar, es decir, cerca de 62 mil mujeres.

Con este promedio la entidad ocupa el quinto lugar nacional solo después de Estado de México con el 16 por ciento; Veracruz con 8.32; Ciudad de México 7.69 y Jalisco 7 por ciento.

El estudio advierte que el 49.2 por ciento de estas mujeres tienen un rango de edad de 45 a 64 años, una tercera parte inició siendo menores de edad y el 46 por ciento trabaja más de 8 horas diarias.

Frente a la contingencia sanitaria por el COVID-19 que pide no salir de los hogares, los datos refieren que siete de cada 10 trabajadoras no cuentan con prestaciones y solo una cuenta con seguridad social.

El 81 por ciento de las mujeres y hombres dedicados a este trabajo lo hace por necesidad económica y 9 de cada 10 se encarga además de las obligaciones domésticas de sus propios hogares.

Aunque en abril de 2019 inició el Programa Piloto de Incorporación a Personas del Hogar, que consiste en afiliarlas al IMSS para garantizarles sus derechos humanos a la salud y a la seguridad social, aún faltan reformas que las protejan plenamente, concluye el estudio.