La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que los altos niveles de diabetes y otras enfermedades derivadas de la obesidad podrían significar más casos graves de pacientes con coronavirus.

En Tlaxcala el 30 por ciento de la población enfrentará la etapa más difícil de transmisión por coronavirus debido a que padecen trastornos alimenticios relacionados con la obesidad, 6.3 por ciento diagnosticados con obesidad, 13 por ciento con hipertensión y 9.3 por ciento con diabetes.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSAUT) 2018 del INEGI, en Tlaxcala existen 381 mil 845 personas con trastornos alimenticios, 80 mil 189 con obesidad y 118 mil 374 con diabetes y -aunque el estado se colocó en los últimos lugares con casos de obesidad- la tendencia es de 3 por cada 10 ciudadanos.

Estos números la colocan debajo de la media nacional que cerró hace dos años en 10.3 por ciento de la población con diabetes, 18.4 por ciento con hipertensión y 14.6 por ciento con obesidad.

Entre otros padecimientos que ponen en riesgo a los pacientes con coronavirus destacan las enfermedades renales y los distintos tipos de cáncer.

De acuerdo a la Secretaría de Salud de la entidad (SESA) actualmente se atiende a 489 pacientes con insuficiencia renal y se registran cinco o seis nuevos pacientes adultos cada mes y uno o dos menores de edad, mientras que el 70 por ciento es susceptible de ser trasplantado.

Aunque no existen datos actualizados sobre la población con cáncer en la entidad, el estudio "Epidemiología del cáncer en México: carga global y proyección 2020" de la Revista Latinoamericana de Medicina, revela que Tlaxcala, Estado de México y Guerrero presentan las menores tasas de mortalidad por cáncer, con una tasa de 51.42 por ciento por cada 100 mil habitantes, aunque la mayor parte de las 639 muertes reportadas son mujeres.