Cientos de adultos mayores y personas con discapacidad, sin tomar en cuenta la sana distancia, hacen fila en las oficinas de Telecom de esta capital para cobrar sus pensiones.

Esta situación se ha repetido desde el jueves, después de que la Secretaría de Bienestar anunció que la entrega de apoyos no se vería interrumpida por la pandemia del coronavirus.

Desde el 23 de este mes se realizó el depósito por el bimestre de marzo-abril y de mayo-junio, para quienes hacen el cobro de pensión de forma bancaria.

Sin embargo, para aquellas comunidades que no tienen acceso a sucursales bancarias y deben cobrar su pensión en efectivo, se comenzó el operativo especial de pago desde el jueves, aunque la convocatoria es dosidicada, con asignación de fecha y hora específica para realizar el cobro, lo que también incluyó este sábado.

Por lo anterior, docenas de personas hicieron filas en la calle 16 de septiembre y avenidas 5 y 7 Oriente, pese a que saben los riesgos de contagiarse de Covid_19, por lo que algunos usaban tapabocas, iban acompañadas o solas, motivadas por la necesidad económica.

Cabe destacar que las personas que dejen de cobrar la pensión, pueden estar tranquilas toda vez que no serán dadas de baja de la lista oficial de beneficiarios.

De acuerdo a un comunicado oficial, los programas sociales benefician a cerca de 8 millones de adultos mayores y 800 mil personas con discapacidad.