Una comunidad de mujeres indígenas transgénero que ha sido parte de la identidad de varias localidades del sur de México durante siglos está lista para llegar a un público mucho mayor gracias a una emblemática revista de moda.

Por primera vez en los más de 120 años de publicación de la revista Vogue, la “muxe” indígena zapoteca Estrella Vázquez aparecerá en la portada de la deslumbrante edición de diciembre, en sus ediciones mexicana y británica.

“Creo que esto es un paso grandísimo”, dijo Vázquez a Reuters el martes en la ciudad de Juchitán, en el sureño estado mexicano Oaxaca, hogar de quizás la comunidad muxe más grande (pronunciada mu-she).

Las muxes, conocidas como el llamado tercer género, son personas indígenas transgénero nacidas biológicamente masculinas que asumen roles femeninos en diferentes ámbitos.

La pequeña comunidad, honrada por muchos como cuidadores de madres ancianas a medida que otros hermanos se mudan, contrasta marcadamente con la cultura machista dominada por los hombres en México.

En la portada de la revista, se muestra a Vázquez vistiendo una prenda tradicional huipil repleta de coloridas flores y sosteniendo un abanico rosa en una mano.

La mujer alta y muy delgada, de 37 años, promociona lo que ella describe como progreso en México, donde las luchas contra los prejuicios antigay y antitrans a menudo se enfrentan a la arraigada herencia católica romana del país.

“Es una lucha que tal vez ya (está) ganada”, dijo, aunque admitió que todavía hay discriminación. “Ya no es tanto, pero ya no lo ves como anteriormente”.

Vázquez, una tejedora y diseñadora, nunca había oído hablar de Vogue, con sede en Nueva York, antes de ser invitada a la sesión de fotos, describiendo el anuncio de la portada “como una bomba que no esperaba”, dijo con una sonrisa.

“Imagínate, todo el mundo está viendo esta portada, todo el mundo me está felicitando. No sé, no logro descifrar la emoción que siento. Estuve a punto de llorar”, agregó respecto a la imagen de la portada del fotógrafo Tim Walker.

Si bien no es conocido fuera de México, dentro del país no es raro ver muxes en desfiles del orgullo gay u otros eventos culturales.

“Este año celebramos ir más allá de lo que vemos a simple vista. Buscamos adentrarnos en los detalles que conforman a las personas que están detrás de cada una de nuestras portadas. En el caso de Estrella y la-los muxes que aparecen ante el lente de Tim Walker, son una celebración a la diversidad”, dijo Karla Martínez, directora editorial de Vogue México y Latinoamérica.