En Tlaxcala está vigente la Ley que establece el reconocimiento de los precursores, veteranos y revolucionarios del Estado publicada el 3 de enero de 1945 durante el sexenio de Mauro Angulo.

Sin embargo, desde ese año no se ha emitido reglamento de operación ni existe padrón de los tlaxcaltecas que participaron en la Revolución Mexicana de 1910.

La ley está integrada solo de cinco artículos que establecen apoyos económicos  que hayan acreditado su participación en el tercer hecho histórico que marcó la constitución del México institucional.

El ordenamiento jurídico no ha sido derogado después de 109 años de la Revolución y establece que será el Estado el que garantice los gastos de funerales de los Precursores y Veteranos de la Revolución cuando así lo permitan las condiciones económicas del erario y si la situación de sus familiares es precaria.

Urbano Tlaxcala solicitó a través de transparencia el padrón de beneficiados desde 1945, las edades, los nombres y las fechas en las que murieron, sin embargo, la Secretaría de Gobierno del Estado no cuenta con los datos históricos.

De acuerdo a la Ley son Precursores de la Revolución los que combatieron al régimen Porfirista desde el año 1898 hasta el triunfo de la Revolución Maderista el 11 de mayo de 1911, y los que prestaron servicios activos a la misma entre el 11 de mayo de 1911 y el 5 de febrero de 1917, siempre que no hayan servido al "régimen espurio" de Victoriano Huerta considerado como el máximo traidor del sistema constitucionalista en ciernes.

Del mismo modo, establece que los precursores tendrán preferencia para cubrir las vacantes en los empleos del Gobierno del Estado, al respecto tampoco existen datos.

El decreto fue aprobado el 30 de diciembre de 1944 por los diputados locales y avalado por los integrantes de la Mesa Directiva: Ezequiel M. Gracia, Diputado Presidente, Emilio Carvajal, Jr. Diputado Secretario y Fortino Rodríguez E. Diputado Secretario.