En los últimos dos años, en el Estado de Tlaxcala, se han registrado un total de 15 donaciones de órganos de personas fallecidas en la entidad, de los cuales 12 se presentaron a lo largo del 2018 y sólo tres en los primeros nueve meses del 2019.

De acuerdo a la estadística de la Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), Tlaxcala se ha colocado en el lugar 27 a nivel nacional con la menor cantidad de donaciones de órganos después de la muerte, lo que da cuenta que existe una baja cultura de donación.

Con reporte al cierre del tercer trimestre del 2019, en Tlaxcala una donación se dio por una persona con muerte encefálica; y dos más por personas que presentaron un paro cardiaco irreversible. Mientras que durante el 2018, dos donaciones se concretaron por personas con muerte encefálica y 10 a causa de un paro cardiaco irreversible.

En cuanto hace a los trasplantes, en la entidad tlaxcalteca se han concretado un trasplante renal, el cual fue de un donador vivo; mientras que en 2018, se concretaron tres trasplantes de riñones, los cuales fueron por parte de un donante fallecido.

Para el caso de Puebla, en los tres primeros trimestres del 2019, se han registrado un total de 49 donantes fallecidos, mientras que durante el 2018 se presentaron 112 donaciones de personas fallecidas; con estos número, la entidad poblana se ha colocado entre los primeros seis lugares a nivel nacional con la mayor cantidad de donantes de órganos en el país.