Ningo, el perro que fue mutilado con una tijeras para cortar pasto, ya fue rescatado. Milagrosamente sobrevivió al ataque que sufrió el fin de semana por parte de un empleado del Servicio de Limpia del Ayuntamiento de Huehuetlán El Chico.

Su caso se dio a conocer a través de redes sociales donde se viralizó un video en el que se ve al can trepado sobre un basurero buscando algo qué comer; es sorprendido por el hombre que le corta la cola.

El perro huyó ante la herida, y este martes finalmente fu localizado con vida, y atendido por veterinarios. Además el ayuntamiento lo resguardará para garantizar su recuperación y deje de estar en la calle.

El presidente de Huehuetlán Norberto Roldán dijo que se apoyará la investigación para sancionar la conducta delictiva en la que incurrió el trabajador del ayuntamiento.