Ante el incremento en el flujo de migrantes centroamericanos por territorio tlaxcalteca rumbo a la frontera con Estados Unidos, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Víctor Manuel Cid del Prado Pineda consideró que es necesaria una ampliación de la estación migratoria ubicada en el municipio de San Pablo Apetatitlán para mejorar la atención a extranjeros.

En entrevista al respecto, consideró que el espacio destinado en el Inami de Tlaxcala no será suficiente por el contexto migratorio que existe en el País, toda vez que el flujo migratorio no disminuirá por el contrario, irá a la alza.

Dijo que esa necesidad quedó clara con el servicio de refugio que brinda a las 57  personas originarias de Guatemala y Honduras, entre ellos menores de edad, que fueron localizados y rescatados en un domicilio de la calle 12 de Mayo de la comunidad de Tepoxtla, municipio de Yauhquemehcan el pasado lunes.

Sobre ese tema, declaró que “la estación migratoria de San Pablo Apetatitlán no es grande, es una estación pequeña, yo creo que tendrán en un futuro por el flujo migratorio que ampliar, ya que se seguirá teniendo flujo migratorio van a tener que ampliar porque es pequeño”.

Por lo pronto, aseguró que hasta la tarde de ayer los 57 extranjeros seguían refugiados en la estación migratoria, todos juntos incluidos los menores de edad, y en condiciones favorables de salud, aunque había tres que requirieron de mayor atención médica por algunas situaciones delicadas.

Además, reveló que desde el día de ayer personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se hizo presente para revisar el proceso de retorno a sus lugares de origen, por lo que el tema ya lo estará atendiendo esa instancia.

“Es un tema en el que además tienen que intervenir otras instancias, el día de ayer personal de la CNDH ya acudió, el tema ya lo tienen ellos y deberán estar revisando que se respeten los derechos de las personas migrantes”, agregó.