@cronicabanqueta

Existieron diversas campañas que lanzaban tanto el gobierno federal, como la iniciativa privada, o algún medio televisivo de la época.

Recordemos a tres de esas campañas, muy buenas en su tiempo, que causaron tal efecto, que aún las recordamos, por supuesto, que aquéllos que no tocó vivirlas.

PONGA LA BASURA EN SU LUGAR

En la década de los setenta arrancó en la Ciudad de México la primera campaña para exhortar a la población a cuidar el medio ambiente, colocando botes de basura en áreas verdes o zonas públicas, además de sumar a todos los medios de comunicación.

Dicha campaña fue llamada: “Ponga la basura en su lugar”.

OJO MUCHO OJO

¿Quién no recuerda esos comerciales en los que se incluía la frase “cuéntaselo a quien más confianza le tengas. Tú vales mucho y mereces respeto”.

En la década de los ochenta, miles, sino millones de niños, nos tuvimos que chutar esa campaña publicitaria que estaba diseñada para concientizar a los niños de los peligros del mundo real.

El mensaje era claro: si alguien se te acerca y te promete cosas a cambio de un ratito de privacidad contigo, di “no” y aléjate tan rápido como puedas.

AMANDA, CIÉRRALE.

En 1984, el gobierno mexicano promovía el ahorro del agua por medio de mensajes que a la postre se volvieron célebres, un anuncio que dejó en la memoria de los televidentes aún durante muchos años después gracias a la frase ¡Amanda, ciérrale!

Fue una campaña dirigida a la población infantil que tuvo repercusión en todas las edades.

Por supuesto que hubo más campañas, de tipo social, ustedes recuerdan alguna otra, me imagino que sí.

***

ARTURO TREJO TLAUDO es licenciado en Relaciones Comerciales. Me gusta opinar y oír opiniones... En nosotros está tomar lo bueno que te da la vida... Ama, vive y deja vivir...