Alrededor de un centenar de Jubilados y Pensionados de Tlaxcala, protagonizaron una movilización en el primer cuadro de la ciudad capital para exigir el cumplimiento a la sentencia dictada por el Poder Judicial mediante la cual se les restablecen diversas prestaciones.

Con lonas y pancartas bloquearon la calle de Lardizábal y pidieron ser atendidos por el director de Pensiones Civiles del Estado, pero el llamado fue en vano.

Al respecto la representante de la Unión de Jubilados y Pensionados, Marcela Suárez Luna, exigió al director de esta institución Roberto Carlos Morán Pérez a que cumpla la sentencia dictada hace más de dos años a favor de los Jubilados, porque les fueron retiradas el aumento al 100 por ciento del salario al igual como a los trabajadores activos, despensas, bonos que fueron otorgados por el sindicato 7 de mayo y el bono anual, pero también otras prestaciones y que sean retroactivas.

Indicó que están hablando de un total de 450 pensionados y jubilados del 7 de Mayo que no han recibidos esas prestaciones y que lo tienen contempladas por la resolución que dictó el Poder Judicial.

Se instalaron también por varios minutos frente al Congreso del Estado, pero no fueron recibidos por ninguna comisión, por lo que siguieron su paso.