La Dirección Estatal de Protección Civil lanzó una alerta para que la población no se acerque al Popocatépetl y tome precauciones en caso de que se registren lluvias fuertes en la zona aledaña al volcán.

Esto, luego que la tarde de este jueves, el coloso registró una explosión que dejó una emisión de fragmentos a dos kilómetros de distancia, así como una columna eruptiva de cinco kilómetros de altura y alto contenido de ceniza, que se desplazó en dirección nor-noreste.

A través de su cuenta en Twitter, la dependencia estatal destacó que el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) advirtió que acercarse a menos de 12 kilómetros del cráter genera riesgos a causa de la emisión constante de fragmentos balísticos.

Igualmente, resaltó que si tiene lugar una lluvia fuerte en los próximos días, es indispensable alejarse de los fondos de las barrancas “por el peligro de flujos de lodo y escombro”.

Mientras tanto, apuntó que el semáforo de alerta permanece en amarillo fase dos y previó caída de ceniza en las comunidades cercanas al coloso, especialmente, en Santiago Xalitzintla, San Nicolás de los Ranchos, San Buenaventura y San Andrés Calpan.

Destaca que en las 24 horas previas a esta explosión, el coloso registró poca actividad, con 61 exhalaciones y 20 minutos de tremor de baja amplitud, pero no tuvo episodios explosivos ni sismos de origen volcanotectónicos.