Cuatro cadáveres encobijados y una cartulina que incluía un mensaje de los asesinos, fueron encontrados en la carretera federal Puebla-Tlaxcala, entre las calles Aquiles Serdán y El Campanario.

Los cuerpos fueron descubiertos por los peatones cerca de las bodegas de Farmacias Guadalajara en la colonia Agrícola Ignacio Zaragoza, cuando el sol empezó a aclarar el escenario.

Los transeúntes curiosos, tras descubrir que eran restos humanos y leer la leyenda criminal, tomaron la decisión de reportar el hallazgo al número telefónico de emergencias 911.

De esta manera, policías estatales y elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) llegaron al lugar, donde también arribaron paramédicos de Servicios de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA).

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) inició las diligencias de levantamiento de cadáver, por lo que se restringió el tránsito por esa vialidad que conectada con la entidad tlaxcalteca.

En conferencia de prensa, el gobernador poblano, Luis Miguel Barbosa Huerta, no descartó la posibilidad de que los cuerpos hayan sido tirados en la entidad y que el crimen haya sido cometido en Tlaxcala