En los últimos tres meses y justo con el cambio a semáforo naranja de COVID19 en Tlaxcala, la organización Causa en Común registró nueve atrocidades o hechos de extrema violencia que se sumaron a la “Galería del horror”, entre ellos, el asesinato de una familia en el municipio de Mazatecochco.

La organización civil documentó ocho hechos atroces en la entidad durante el primer semestre de 2020 y la etapa de confinamiento por el semáforo rojo de la pandemia por COVID19. Con datos actualizados, en el periodo julio – septiembre se registraron nueve hechos violentos, sumando 17 atrocidades en lo que va de 2020.

El documento hace referencia a feminicidios, asesinatos de niños, niñas o adolescentes, masacres, descuartizamientos, casos de tortura, calcinamientos, linchamientos, profanación de cadáveres y otro tipo de homicidios que lleguen a ser casos de crueldad y que no necesariamente están vinculados al crimen organizado.

En julio -mes de cambio a naranja en el semáforo epidemiológico-, Causa en Común documentó el asesinato de una pareja y su hija de 12 años en la comunidad de Santiago Michac, Nativitas, y el caso de un hombre torturado y calcinado en la comunidad de Atoyatenco, también en Nativitas.

En agosto se documentaron cuatro hechos violentos: el hallazgo de un hombre torturado, asesinado y envuelto en bolsas de plástico en la comunidad de Tlaltepanco, municipio de San Pablo del Monte, y el cuerpo calcinado de un adulto mayor con reporte de desaparición en barrio de Cuba del municipio de Contla.

Ese mes también se documentó el hallazgo de la osamenta de una mujer dentro de un despacho jurídico ubicado en el barrio Texcacoac, en el municipio de Chiautempan, ligada al reporte de desaparición de una mujer de nacionalidad estadounidense; así como la ubicación en San Pablo del Monte del cuerpo de un hombre torturado, degollado y embolsado.

Por último, Causa en común registró tres hechos atroces en septiembre: el descubrimiento de osamentas y restos humanos dentro de un sillón localizado en la comunidad Benito Juárez de Huamantla; el cuerpo de hombre torturado y embolsado cerca del complejo turístico Val´Quirico en Nativitas, y el multihomicidio de una pareja y sus dos hijas en un domicilio de Mazatecochco perpetrado por el hijo mayor.

Además del reforzamiento y capacitación de las policías de investigaciones para la correcta integración de las carpetas, Causa en Común propone mejoras salariales y políticas de seguridad que atiendan el contexto en el que se desarrolla la violencia que no necesariamente involucra a delincuentes, sino a la sociedad en general.