Durante el cumplimiento de una orden de cateo, elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR) en Tlaxcala, en conjunto con personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), ubicaron dispositivos electrónicos conocidos como pulsadores combinados, en las bombas de una gasolinera en el municipio de Huactzinco.

De acuerdo con información oficial de la dependencia federal, la orden de cateo fue girada luego de que en dicho establecimiento se negaron a ser verificados en distintas ocasiones, situación por la cual se inició un procedimiento legal para proceder a la inspección por parte de la Profeco.



De esta manera, la Ministerio Público Federal de la Unidad de Investigación y Litigación, solicitó una orden de cateo, la cual fue librada por la Juez de Distrito Especializada en el Sistema Penal Acusatorio, adscrita al Centro de Justicia Penal en el Estado de Tlaxcala, la cual fue cumplimentada en días recientes en la gasolinera ubicada sobre la avenida 16 de septiembre de dicha demarcación.

En este sitio, los inspectores de la Profeco, detectaron cuatro dispositivos denominados pulsador combinado, los cuales fueron sustraídos del interior de los dispensarios comúnmente llamadas bombas, una computadora y un sistema de videograbación, los cuales eran utilizados para entregar litros incompletos de gasolina.

Lo asegurado fue a puesto a disposición de la Ministerio Público Federal (MPF), para que continúe con la integración de carpeta de investigación por el delito de alteración de los sistemas de medición, de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los delitos en materia de Hidrocarburos, mientras que la Profeco colocó los sellos de clausura y suspensión de las bombas donde se ubicaron estos dispositivos.