En lo que va de 2020, cinco personas han muerto por linchamientos y el caso más reciente es el de un hombre en Tlacotepec, del que hasta ahora las investigaciones podrían concluir en que no se trataba de ningún secuestrador, sino de un trabajador, así lo señaló el gobernador Miguel Barbosa al confirmar que el Estado asumirá la seguridad en dicho municipio.

El mandatario sostuvo que el linchamiento, ocurrido la noche del 9 de agosto en la junta auxiliar de San Marcos Tlacoyalco, en Tlacotepec, es un delito y que más allá de si el hombre hubiera intentado secuestrar a un niño, las autoridades aplicarán la ley.

En conferencia de prensa, sostuvo que en cuestión de días se resolverá el caso, pero hasta ahora se han identificado a tres personas que detuvieron al hombre que acusaron de secuestrador y que posteriormente azuzaron a la población para sacar al sujeto de la comisaría de San Marcos, donde ya estaba detenido, para cometer el linchamiento.

Por otra parte, el titular del Ejecutivo confirmó que el Estado asumirá el control de la seguridad en Tlacotepec, por lo que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Raciel López Salazar se reunirá en los siguientes días con el edil Nelson Beristaín Macías para resolver todos los detalles.

En su intervención, el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez indicó que en lo que va de 2020 se han registrado 108 eventos de linchamientos en 36 municipios, en los que 5 personas han fallecido y otras 160 fueron rescatadas.