Personal de Conservación de Carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ubicó una bolsa con siete paquetes de explosivos abandonados sobre la carretera Apizaco – Huamantla, por lo que de inmediato se trasladaron al sitio elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Fue el pasado viernes por la tarde, cuando las autoridades fueron alertadas sobre la existencia de los paquetes explosivos al interior de una bolsa, los cuales estaban tirados a pie de carretera, situación por la cual se trasladaron al sitio elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Al arribar al sitio, aseguraron siete paquetes tipo salchicha de explosivos industriales con la leyenda “Senatel Magnafrac Explosive”, de alrededor de 20 centímetros de largo y un peso de 100 gramos cada uno; los cuales fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR), para las investigaciones correspondientes.



De acuerdo a información obtenida por internet, este tipo de explosivos contienen nitrato de amonio y son sensibles al uso de detonador; éste tipo de artefactos son utilizados principalmente para la minería por medio de la columna explosiva o para voladuras en general.

Hasta el momento se desconoce quién pudo haberlos dejado en la zona y si éstos tienen que ver con el uso en esta práctica o si tienen relación con algún hecho ilícito, lo cual será investigado y confirmador por las autoridades competentes.