Personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) fue desalojado del piso que ocupaba en el edificio del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5), donde también se encontraba la oficina de Lourdes Rosales Martínez.

Sin recibir explicación alguna, alrededor de las 4:00 de la tarde el personal fue notificado que órdenes del Estado debían "sacar" todo el mobiliario y pertenencias para lo que les dieron hasta las 6:00 de la tarde de este lunes.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) argumentó que el desalojo debió a que el convenio que conllevó a que la SSC tuviera sus oficinas centrales en el C5 estaba viciado de origen, por lo que en apego a la legalidad, se determinó que la dependencia desocupara dichas oficinas.

Cuadros, utensilios de papelería y oficina fueron echados en bolsas negras para ser llevados a las oficinas de la corporación municipal en Rancho Colorado.

En el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5) se ubicaba la oficina de Rosales Martínez a quien personal no ha visto al menos desde el jueves pasado.

El desalojo se da en le marco del enfrentamiento entre el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco debido a la negativa de la edil de acatar la designación de Carla Morales Aguilar como responsable de la seguridad en la capital.

Por lo que, Rivera Vivanco promovió una controversia constitucional el pasado viernes en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para evitar que la administración estatal tome el control de la seguridad en el municipio.