Alumnos de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTx), desarrollaron una aplicación móvil que servirá como botón de pánico para la atención de incidentes de inseguridad que se desarrollen en el municipio de Amaxac de Guerrero.

Luego de un convenio establecido entre el ayuntamiento de Amaxac y la universidad, permitió que el cuerpo académico y los estudiantes se abocaran a la realización de esta aplicación móvil que servirá para atender en tiempo real, cualquier reporte de la ciudadanía con apoyo de las herramientas tecnológicas que tienen los dispositivos móviles como son los dispositivos de geolocalización.

De acuerdo a información de la universidad, detallan que esta aplicación será únicamente para los casi 10 mil habitantes del municipio, que servirá como alarma vecinal, pero a través de los equipos de telefonía celular, que alertarán de manera inmediata a las fuerzas municipales y con ello, buscan atender de manera más pronta y con mayor efectividad los reportes y llamadas de auxilio de la población.

La aplicación “Alarma Vecinal” como así fue nombrada, tuvo una inversión municipal de 280 mil pesos y entrará en funcionamiento a partir de este fin de semana, y a escasos días de haberse puesto en marcha ya se la han descargado alrededor de 300 personas del municipio.

El ayuntamiento informó que esta aplicación hecha a la medida para las necesidades y particularidades del municipio, será de gran apoyo para el área de seguridad, ya que con ello esperan acortar los tiempos de respuesta de parte de la corporación ante cualquier delito que se cometa o falta administrativa e incluso para la petición de apoyo de los servicios municipales que requiera o solicite la población.

La aplicación no está disponible para descargar desde Play Store, ya que por motivos de seguridad y control, será instalada sólo en dispositivos Android, en las instalaciones del ayuntamiento solo con la presentación de la credencial INE y que los dispositivos cuenten con conexión a internet; Ello con la intención de evitar falsas alarmas o que sea incluso usada por los propios delincuentes como distractor para cometer sus fechorías.