Desde la puesta en marcha de la Aplicación Policial Inteligente (APPI) en el municipio de Apizaco, atendió 300 alertas principalmente por robos a casa-habitación, comercio, transeúnte, vehículo, y autopartes, pero también la App de la Dirección de Seguridad Municipal recibió reportes de extorsión, detonación de armas de fuego, lesiones, riñas, homicidios, y hasta violencia familiar.

Con información proporcionada por el área de comunicación social del Ayuntamiento, la App registró durante el año 2019 un total de 5 mil descargas a través de App Store o Google Play Store donde se encuentra disponible.

No obstante, a tres meses de cumplir un año de haber sido lanzada al público como una herramienta para combatir la delincuencia en el municipio de Apizaco, se observa complicado que se pueda cumplir con la expectativa del presidente municipal, Julio César Hernández Mejía, de llegar a las 50 mil descargas en el primer año de funcionamiento, pues apenas llevan el 10 por ciento de la meta.

La App fue diseñada para aplicarse en casos de emergencia en el municipio de Apizaco, a través de la cual acuden policías municipales al auxilio en la ubicación exacta donde se comete el delito “con tan solo oprimir el botón”, la alerta llegará al oficial más cercano y dos de los contactos de confianza de los usuarios y a través de geolocalización pueden rastrear el lugar en tiempo real.

Los suscriptores pueden ocuparla cuando estén en el municipio de Apizaco y la zona conurbada que contempla los municipios de Tetla, Yauhquemehcan, Santa Cruz Tlaxcala y Tzompantepec.

De esa manera, desde abril a la fecha han atendido un total de 300 alertas denunciando casos como robos a casa-habitación, de comercio, transeúnte, vehículo, autopartes, extorsión, detonaciones de arma de fuego, lesiones por riñas, homicidio, y casos de violencia familiar.

Además, se reportó que han sido dados de baja o eliminados por mal uso de la aplicación digital un total de tres usuarios, ya que con una denuncia ficticia o de broma movilizan a cuerpos de emergencia y seguridad dejando de atender emergencias reales.

La APPI tiene dos funciones principales: una es el Botón Rojo de emergencia, en donde los usuarios reportan situaciones que ponen en riesgo su integridad física o alguna emergencia; y el Botón Amarillo, en la que pueden denunciar la comisión de faltas de tipo administrativa y presencia de personas sospechosas.