En los primeros nueve meses de 2019, Puebla se colocó como la entidad donde más tomas clandestinas de gas LP se reportaron, con 556; mientras que Tlaxcala registró el mayor crecimiento --3,100 por ciento—en este ilícito al pasar de una toma clandestina a 32.

Así lo refiere el informe del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM), elaborado con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el que se destaca que Puebla tuvo un incremento del 1012 por ciento, pues paso de 50 tomas clandestinas en 2018, a 556 de enero a septiembre del año en curso.



El análisis refiere que Puebla es la entidad con más tomas clandestinas, superando al Estado de México que registró 193, Tlaxcala con 32, Querétaro con 25, Hidalgo con 24, Veracruz con 21, Nuevo León con 14 y Guanajuato con 10; mientras que en Jalisco y Tabasco solo se reportó una toma. No obstante, el incremento porcentual más alto en la ordeña de gas LP lo obtuvo Tlaxcala, pues registró un crecimiento de 3 mil 100 por ciento, a pasar de una toma clandestina a 32.

Tepeaca con más huachigaseo

Asimismo, refiere que Tepeaca es el municipio con mayor número de tomas clandestinas a nivel nacional con 182, seguido de San Martín Texmelucan donde se reportaron 91. En el listado de los 59 municipios con mayor incidencia por robo de Gas LP, también se encuentra Los Reyes de Juárez con 46, Amozoc con 36, Palmar de Bravo con 33, Acajete con 29, Acatzingo con 27. En el caso de Tlaxcala, refiere que el municipio con más puntos de ordeña fue Nativitas, con 21.